Extremúsika pasado por agua y con botas katiuskas

extremusika_2009

La 1ª edición del Festival Extremúsika de Mérida será recordado por la incensante lluvia que casi no dejó de caer desde que comenzó el festival con el grupo War Time.

El público vivió este macro concierto con chubasquero y con botas katiuskas que, para los que las olvidaron, se vendían fuera del recinto a un precio de 10 € por avispados buscavidas.

Por otra parte, sólo hubo que lamentar la suspensión del concierto de Nacha Pop por enfermedad de Nacho Vega. Todos los demás conciertos, a pesar del mal tiempo, cumplieron con los horarios establecidos y tocaron aunque estuviera diluviando. 

Ahora, sólo falta que los organizadores y el Ayuntamiento den cifran reales de espectadores en el Festival de Extremúsika para que sepamos todos cuánto dinero ha costado a los ciudadanos emeritenses este festival.

Te puede interesar

Escribe un comentario