La empresa “Rograsa” también recogerá el aceite usado en localidades de más de 15.000 habitantes.

 

La empresa emeritense Rograsa, instalada en el Polígono Industrial “El Prado”, dedicada a la recogida y reciclado de aceites domésticos usados da un nuevo paso en su crecimiento y ahora extenderá su labor por toda Extremadura.
La Sociedad Cooperativa Rograsa presentó a la Junta un proyecto de recogida de aceites usados por toda la región al igual que se hace con el vidrio, plásticos y papel colocando en sitios estratégicos de la ciudad contenedores especiales para depositar los aceites.
De esta manera, el próximo mes de Octubre Rograsa instalará unos 50 contenedores de recogida de aceites en las ciudad extremeñas de más de 15.000 habitantes como Don Benito, Zafra, Plasencia, Almendralejo, etc.
El precio de cada bidón que instalará la empresa es de unos 1.200 € y contienen un GPS que indica a la central cuando están llenos. Este precio es muy elevado y por ello, Ángel Rodrigo, gerente de la empresa, dice que ellos se harán cargo del precio de los bidones en esta iniciativa pionera pero espera que el gobierno, más adelante colabore pues “Con ello queremos que las administraciones se den cuenta de los beneficios medioambientales y económicos que se obtendrán, ya que el aceite reciclado ofrece multitud de aplicaciones para el sector industrial de la cosmética, para los abonos orgánicos o para la fabricación de biodiesel”.
Ellos mismos también recogerán los bidones con su propia flota de camiones al igual que llevan haciendo varios años en Mérida.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   José Antonio dijo

    Me parece una idea genial, el aceite usado es un residuo tóxico que se tira a las cañerias. Gracias Rograsa, seguid así.

Escribe un comentario