Las cámaras puestas en calles peatonales ponen más de 200 multas en tan solo 4 horas

La idea de poner cámaras de seguridad conectadas a un programa que identifica las matrículas de los vehículos y sabe si tienen permiso o no para pasar por allí, ha sido una buena de la jefatura policial de Mérida porque ayer, en su estreno, pusieron más de 200 multas en tan sólo 4 horas.

Sin duda, la polémica está servida porque muchos ciudadanos emeritenses manifiestan que esta medida tiene un afán recaudatorio ya que el consistorio emeritense está bastante ahogado por las deudas.

Sin embargo, también hay que admitir que el Ayuntamiento de Mérida lleva bastante tiempo anunciando esta medida e informando por todos los medios para que aquéllos interesados pasen a recoger su tarjeta de residente en dichas calles peatonales.

En fin, la broma le va a salir caro a los multados porque la cuantía es de 200€. Menos mal que por pronto pago verán reducido su castigo en un 50%.

Te puede interesar

Escribe un comentario