No dejes de visitar el Balneario de Alange

En tu visita a Mérida no puedes dejar la oportunidad de visitar el Balneario de Alange, situado a unos 20 kilómetros de Mérida, donde podrás disfrutar de las únicas termas romanas que se conservan en el mundo.

El balneario original fue construido por los romanos en el siglo tercero, pero después de muchos siglos de decadencia y abandono en el XIX se recupera su uso. Se acomete entonces la rehabilitación del balneario romano, del que han llegado hasta nuestros días dos termas circulares techadas en cúpula declaradas monumento nacional. Al mismo tiempo, se emprende la construcción de nuevas instalaciones que se integran en la estructura primitiva, piscinas sobre el manantial, dependencias con bañeras de mármol y  galerías de duchas a las que se accede a través de soleados patios y paseos de grandes árboles.

El siglo XX es testigo de profundos vaivenes en la historia de los balnearios, que disfrutan en los años veinte de su época de máximo esplendor para después caer en el olvido en los años setenta. A finales de siglo se asiste al progresivo auge de una cultura termal que ha permitido reanudar un proyecto cuyo objetivo primordial es proporcionar atención a la salud y el bienestar integrando terapias tradicionales y tratamientos complementarios, piscinas de hidromasaje, salas de inhalaciones, baño turco y salas de masajes y tratamientos de estética.

Te recomiendo que te cojas el circuito termal romano que acaba con un masaje muy relajante. Todo a un precio de 60 €.

Te puede interesar

Escribe un comentario